"La historia de las guerras
es la historia de la humanidad."
EL CASCO AMERICANO M-1 - UNA BREVE HISTORIA

Una de las imágenes más representativas de la historia americana es sin duda el momento cumbre en que los aguerridos soldados levantan la bandera nacional en el monte Suribachi, en la isla, hasta entonces desconocida, de Iwo Jima. A travéz del paso del tiempo sería imposible no asociar al soldado americano con el famoso casco Mod. 1 utilizado durante todo el conflicto hasta 1985, fecha en que fué sustituido por el nuevo modelo de Kevlar.

El casco Mod. 1 fué instituido oficialmente el 9 de junio de 1941 para sustituir al casco Mod.  1917A1 ,  conocido como  Doughboy, derivado del  inglés MKI de la primera guerra mundial.

 

. El M-1 fué una elegante respuesta del modernismo americano contra la angulosidad de las variedades alemanas y como otras tecnologías clásicas abrió la puerta para improvisaciones en el campo de batalla. Al finalizar la guerra un nostálgico Sargento describió los múltiples usos que le dió: almohada, jofaina para lavarse y afeitarse, cacerola para cocinar, machacador de papas,  martillo, tope de ruedas y, en casos desesperados, letrina.

El casco Mod. 1 está dividido en tres partes principales: concha de acero, sotocasco interior y liner hexagonal de araña. El uso del liner hexagonal fué sugerido por el General George S. Patton quien lo vió en los cascos para football recién inventados por un tal John T. Riddell.

El sotocasco, que contiene el liner puede ser usado solo, que entonces funcionaría como un sombrero duro, al estar hecho en baquelita.  En muchas ocasiones los oficiales y soldados de edad mayor ocupaban sólo el sotocasco, sin la concha de acero, en desfiles ó servicio doméstico.

La concha de acero está fabricado en una sola pieza de acero no magnético. En la concha se encuentran los tirantes del barboquejo que mantienen sujetos a la cabeza la concha y el cotocasco. Durante los inicios de la guerra los soldados no abrochaban el barboquejo, ya que tenían la idea de que al ir al combate, en una pelea cuerpo a cuerpo, al ser sujeto por la cabeza perdería el balance, corriendo el riesgo de ser muertos por ésto. Otra creencia es que al recibir una explosión cercana, la fuerza expansiva haría que les rompiera el cuello. Ésto se solucionó con la introducción de la hebilla T-1 que se libera con presión.  

En combate, algunas unidades pintaban los distintivos de la unidad ó el rango del usuario, ya sea a los lados, en la parte posterior ó al frente para oficiales de mayor categoría.

Uno de los accesorios que se comenzó a utilizar alrededor de finales de 1942 fué la cubierta mimética camuflada por el cuerpo de Marines en verde bosque, al igual que las redes de camuflage en que se insertaban pedazos de vegetación de la zona. En invierno se utilizaron fundas miméticas de color blanco ó, en su defecto, pedazos de tela.

Al finalizar la guerra, con una producción de más de 20 millones, el casco se siguió utilizando en los conflictos subsecuentes como en Corea y Vietnam. El modelo fué modernizado en los 60´s al ser menos pronunciado en su domo y cambiar el camuflage para la selva.

Sin duda alguna el M-1 ha pasado a la historia como el casco más producido de todos los tiempos y el más utilizado a nivel mundial.

Volver al listado de artículos
1er Congreso de Historia MilitarGunther Prien en los museosSistema de Apartado
Síguenos en nuestras redes sociales
Inicio Desde la trinchera el abc de la WWII Exclusivos de GPM