"La historia de las guerras
es la historia de la humanidad."
30 Artículos de Guerra para el Pueblo Alemán


Discurso de Joseph Goebbels
Traducción e ilustraciones de Ignacio Romero

+Ésta es la traducción de un discurso de Joseph Goebbels, no se trata de difundir una ideología sino de tratar de entender desde un punto de vista histórico cómo fue llevada una nación a la ruina a través de las palabras. Goebbels siempre será recordado como uno de los más grandes propagandistas de todos los tiempos, supo hacer uso de los medios masivos para adoctrinar y desinformar a todo un pueblo.+
Ignacio Romero.

Éstos son los artículos de guerra para el pueblo alemán, quienes están enzarzados en la más fatídica batalla de su historia. Incontables de los mejores de Alemania han sacrificado sus vidas en su espíritu, en el frente y en el hogar por la vida y libertad de su nación. Millones de valientes soldados alemanes combaten por ellos en cada frente, en las fábricas, talleres, oficinas, laboratorios y en la agricultura.


Éstos artículos de guerra son un recordatorio para nuestro pueblo de aquellos que han caído. Son un testimonio de la voluntad de aquellos que pelean y trabajan para sacrificarse y una dura reprimenda hacia los flojos y no decididos.


Artículo 1º

Todo es posible en ésta guerra, excepto que capitulemos y cedamos al poder del enemigo. Cualquiera que hable ó que incluso piense de tal manera es un traidor cobarde y debe ser expulsado en desgracia y vergüenza de la comunidad combatiente alemana.


Artículo 2º

Estamos peleando por nuestras vidas. Si ganamos, seremos capaces de reparar sus daños y el dolor que ha causado en un tiempo relativamente corto si aplicamos toda nuestra fuerza. Si perdemos, significará el fin de nuestra nación, de nuestra historia.


Artículo 3º

Ésta guerra es una guerra defensiva. Nos fue impuesta por nuestros enemigos, quienes desean destruir la posibilidad de vida y crecimiento de nuestra nación. Si tienen éxito, nuestra generación presente habrá perdido todo lo que incontables alemanes han ganado a través de los milenios con su lucha y sacrificio. La historia de nuestra nación terminará en vergüenza y desgracia.


Artículo 4º

Ésta guerra trae incontables peligros y riesgos, como cualquier guerra. Cada uno debe recordar que cada peligro y riesgo puede ser superado si una gran nación como Alemania con un liderazgo capaz y determinado utiliza toda su fuerza y todo recurso para lograrlo.


Artículo 5º

Nosotros ciertamente ganaremos ésta guerra si todos los alemanes piensan en la comunidad y actúan haciendo a los mejores hijos de nuestro pueblo. Pero si todos ignoran a la comunidad, como lo hacen los flojos, los cobardes y los cavilantes, desde hace mucho debimos haberla perdido. La guerra será ganada ó perdida de acuerdo a la fuerza de nuestra comunidad.


Artículo 6º

Cada alemán prueba su sentido de comunidad al cumplir concienzudamente sus deberes a la nación, así como hace reclamaciones a la comunidad. Incluso en tiempos de paz, cada uno es independiente en la ayuda y apoyo a la comunidad y debe entonces desear compartir sus cargas y deberes. Cuán importante es eso durante la guerra!.


Artículo 7º

Cualquier consejo del enemigo es un ataque a nuestra guerra de moral. El enemigo quiere ganar tánto como nosotros. Todo lo que él dice y hace está enfocado a descarriarnos y engañarnos. El que escucha al enemigo, sin importar cuán moralistas sean las razones que pueda dar, pone a su gente en grave peligro. La ignorancia no lo puede proteger del castigo que merece.


Artículo 8º

El silencio es un importante mandamiento del liderazgo de guerra. Pocos conocen los secretos de guerra. Éstas son nuestras armas en la lucha de nuestra nación por la existencia y no pueden ser revelados al enemigo. Sería injusto y destructivo para el bienestar general esparcir rumores que fuercen al gobierno a hablar cobre asuntos importantes ó incluso decisivos en la guerra. Esto solo puede ayudar al enemigo y lastimar nuestra nación.


Artículo 9º

El liderazgo de guerra está haciendo lo mejor que puede. A menudo no puede revelar las razones por sus acciones sin dar valiosa información al enemigo. Eso significa que aquellos de buena voluntad no entenderán éstas acciones. Eso es por qué se debe contar con la confianza del pueblo, confianza que se ha ganado por su valentía, inteligencia, visión, así como los sucesos pasados. El sabelotodo puede criticar solo por que el gobierno está condenado al silencio, si pudiera hablar serían refutados instantáneamente.


Artículo 10º

La única cosa que no podemos permitirnos perder en ésta guerra es nuestra libertad, la fundación de nuestra vida y nuestro futuro. Todo lo demás puede ser reemplazado, incluso si es sólo a través de años de duro trabajo. Pero una pérdida de nuestra libertad significaría la pérdida de todos nuestros otros materiales y posesiones culturales, ambos para la nación como un todo y para cada individuo. Si la guerra lo requiere, debemos entonces desear utilizar todo lo que tenemos para defender ésa libertad. Sin ella, ni la nación ó el individuo pueden vivir.


Artículo 11º

Un viejo truco de la guerra es separar al pueblo de su gobierno, dejándolo sin liderazgo y entonces indefenso. Éste es el único truco con el que el enemigo podría derrotarnos. Cualquiera que caiga en el truco del enemigo es estúpido ó traidor. Él pone en peligro la victoria por la que nuestros soldados se arriesgan y por la que nuestros héroes han muerto. Él apuñala por la espalda a los que pelean en el frente de batalla. Ningún castigo es muy severo para él.


Artículo 12º

Tengan cuidado con aquellos que parecen gente inteligente que buscan ganar su confianza con palabras sabias, entonces socavan su confianza con una marea de frases y rumores. Escucha cuidadosamente lo que dicen y pronto verás que son cobardes, no inteligentes. Ellos pueden saberlo mejor, pero no lo pueden hacer mejor. A donde ellos estén, en vez de criticar, deberían estar llenando importantes posiciones en el hogar ó en el frente, contribuyendo con sus acciones a acelerar la victoria.



Artículo 13º

Aquél que habla acerca de la guerra y sus prospectos debería siempre hablar como si el enemigo estuviera escuchando. En muchos casos, de hecho así es. Cada palabra sin pensar de nuestro lado le da nueva esperanza y valor, entonces el prolonga la guerra. Molestia ó ira acerca de éste ó aquel inconveniente de la guerra a veces tiene justificación, pero en vista de la gran batalla en la que estamos, la mayoría de los problemas son de menor significado.


Artículo 14º

Estamos ayudando a aquellos que lo necesitan tánto como es posible. Si la ayuda real es imposible durante la guerra, aquellos afectados deberían saber que llegará después de la victoria. La victoria es el pre requisito para una reconstrucción nacional que reparará todo el daño de la guerra. Mientras se sacrifica por la guerra, más fanáticamente se cree en la victoria. Entonces debemos trabajar y pelear. Eso solo da a los sacrificios, incluso los más duros, su significado.


Artículo 15º

Cada uno debe entonces seguir a la letra todas las leyes y regulaciones relacionadas con la guerra. Aquel que las viola por negligencia ú olvido hace tánto daños como si lo hiciera intencionalmente. Cada uno debe tomar la guerra con la seriedad que merece.


Artículo 16º

A todo se acostumbra con el tiempo, incluso al impacto de la guerra. Entonces debemos estar a la guardia en contra de la inexactitud al cumplir nuestros deberes de guerra. Nuestra actitud hoy será admirada en pocas décadas por nuestros hijos y nietos. Ellos no experimentarán el dolor espiritual que ésta larga guerra nos ha traído. En cambio, ellos verán ésta guerra como el más grande evento histórico de nuestra nación. No olvidemos eso en medio de los problemas diarios de la guerra.


Artículo 17º

Todo llega a un fin eventualmente, incluso la guerra. Debemos asegurarnos que éste sea un fin felíz. Podemos hacerlo mejor si permanecemos calmados y serenos. La nación con la mayor de éstas virtudes ganará.


Artículo 18º

Nada es más estúpido que creer que el liderazgo está mucho mejor que el pueblo. El individuo puede tener una gran carga que llevar. Pero la carga más pesada es aquella de responsabilidad, con sus preocupaciones interminables. Uno no debería hacer juicios irrazonables acerca de asuntos que no entiende.


Artículo 19º

Nada es más indignante que pensar que una parte de la nación pague por ésta guerra y otra solo observa. Ésta no es una guerra de gobiernos ó de ejércitos, ésta es una guerra de pueblos. Aquel que permanece a un lado sólo prueba que no entiende la situación. Él es un parásito que sólo vive del dolor y las contribuciones de otros. Aunque él también perdería la guerra. En interés de los ciudadanos decentes, a los flojos se les debe recordar sus deberes de guerra. EL esfuerzo de la guerra lo demanda así como la moral pública.


Artículo 20º

Así como en la guerra hay medallas y condecoraciones para aquellos que cumplen sus deberes con distinción, así que deben haber castigos para aquellos que se niegan a sus deberes de guerra. Un deber de guerra que no se lleva a cabo es mucho peor que uno en tiempos de paz. Cada alemán vive hoy bajo las leyes de la guerra. Se merecen castigos más duros por acciones que no son serias en tiempos de paz. Sus vergonzosos crímenes durante la guerra ponen en peligro la victoria. Se merecen los más duros castigos.


Artículo 21º

Los soldados mueren en el frente mientras cumplen con su deber. Ellos tienen el derecho de demandar a los que están en el hogar que aquellos que saboteen ó destruyan el esfuerzo de la guerra reciban la pena de muerte. El Frente tiene el derecho de ser apoyado por una moral alta en el hogar. Cualquiera cuyas acciones el en hogar roben al Frente de sus necesidades merece el más alto castigo. Los soldados del Frente lo demandan.


Artículo 22º

Ya sea en el hogar ó en el frente, la disciplina es la virtud más importante. Podemos superar los enormes problemas de la guerra sólo a través de una voluntad de acero. Una debilidad en la disciplina debilita la moral y viola todas las leyes de la guerra. Cualquier aflojamiento en la unidad de nuestro pueblo es un crimen contra la comunidad. La más grande oportunidad de victoria está en una firma determinación.


Artículo 23º

Nadie tiene el derecho de quejarse acerca de las limitaciones en su libertad personal causada por la guerra. Qué significado tiene en vista de los incontables hombres, mujeres y niños que han muerto!.


Artículo 24º

La guerra demanda nuestra completa devoción para ella y sus deberes. Todo lo que sobre sólo puede ser visto como un regalo. Debemos siempre darnos cuenta de que tarde ó temprano tendrá que terminar. Estamos peleando ésta guerra no para mantener, sino para restaurar la paz. En la guerra más que nunca uno debe usar lo que está defendiendo.


Artículo 25º

Nada es demasiado valioso para ser sacrificado por la libertad. Todo lo que poseamos lo ganamos como gente libre. Sin nuestra libertad, no tendría propósito, significado ó duración. Es mejor para una nación ser empobrecida pero libre que verse próspera pero verse terminando la guerra como esclavos. Un pueblo libre puede reconstruir todo lo que perdió defendiendo su libertad. Un pueblo esclavizado perderá a aquellos que sobrevivieron la guerra y también la habilidad de recuperarlos.


Artículo 26º

El deber del individuo durante la guerra se extiende a sacrificar su vida por la vida de la nación. En vista de de tal sacrificio final, seguramente uno debe demandar que cada uno esté listo para entregar sus posesiones y propiedades si es necesario para la victoria y la seguridad de su nación. Sólo tal voluntad de sacrificio transforma una colección de individuos en un pueblo y en un sentido más alto, en una nación.



Artículo 27º

El objetivo de nuestro gobierno y liderazgo militar es una nación Alemana que pueda vivir libremente en todas las áreas importantes. Nuestra generación debe asegurar esto a través de las batallas y un duro trabajo. No puede ser pospuesto para después. Si no lo hacemos, nunca se hará.



Artículo 28º

Nuestra generación tiene no sólo cargas particulares, pero también un honor particular. Si ganamos, y podemos y debemos ganar, seremos la generación más famosa en la historia de Alemania. Si perdemos, nuestros nombres serán maldecidos a través de los siglos por generaciones que deberán cargar el terrible costo de nuestro fallo.


Artículo 29º

Hay gente que tiene poco interés en éstos asuntos. Son materialistas que creen sólo en la comodidad y el placer y no tienen sentido de sus responsabilidades históricas. Unos sólo puede mantenerlos en el desprecio. Están listos para rendir el futuro de nuestra nación por los placeres del momento. A donde ellos hablen deben ser detenidos firmemente. Ellos no entienden razones. Ellos actúan bajo el principio: después de nosotros el diluvio!. Nuestra respuesta a ésta gente sin principios es ésta: incluso si tenemos que prescindir de nuestros sueños por muchos años, por lo menos nuestros hijos y nietos tendrán cosas mejores!.


Artículo 30º

Recuerda que todo lo que haces y lo que no haces, todo lo que digas y no digas, que tú eres Alemán!: Cree lealmente e inconmoviblemente en el Führer y en la victoria. Recuerda siempre que eres un niño del pueblo más valeroso y productivo de la tierra. Debemos sufrir mucho para alcanzar nuestro objetivo, pero éste será alcanzado a pesar de todo si nos mantenemos fieles a todas nuestras virtudes y estamos listos, si es necesario, para sacrificar todo en ésta guerra para garantizar la libertad de la nación y su futuro.


Volver al listado de artículos
1er Congreso de Historia MilitarGunther Prien en los museosSistema de Apartado
Síguenos en nuestras redes sociales
Inicio Desde la trinchera el abc de la WWII Exclusivos de GPM