"La historia de las guerras
es la historia de la humanidad."
El Cuerpo de Protección Aéreo del Estado Luftschutz


Una de las numerosas instituciones alemanas en el III Reich que dieron cobijo a miles de voluntarios y de la que menos información existe es la Reichs Luftschutz Bund. La Luftschutz, como era mejor conocida era una organización civil cuyo propósito era alertar a la población sobre los bombardeos ó impedir los ataques aéreos. Para cumplir su rol, se les exigía a los miembros que interpretaran los reportes de comunicación de los bombarderos, operaran las luces de búsqueda, observaran las formaciones, operaran baterías antiaéreas, mantuvieran el orden entre la población y dieran la alarma antes y después de los ataques.


Los miembros de la Luftschutz eran típicamente voluntarios reunidos en el área alrededor de pueblos y ciudades que tenían un mayor riesgo de ser bombardeados. Muchas ciudades fueron divididas en “Bloks” con líderes de unidad asignados a cada sección de la ciudad. Los equipos de voluntarios rotaban turnos y dormían en búnkers de concreto que guardaban provisiones y amenidades de una fortificación común. También se incluían las Torres FLAK que se construyeron alrededor de las ciudades a dónde se estacionaban las baterías antiaéreas.

El 2 de abril de 1943 Hermann Göring ordenó el servicio obligatorio de todos los civiles. Por primera vez la orden incluía a las mujeres. Los miembros de la Luftschutz eran obligados a proveerse de sus propios cascos y equipo como parte de la contribución al esfuerzo de la guerra. Una gran variedad de equipo y cascos estaban disponibles por 5 Reichsmarks, pero muchos voluntarios escogieron utilizar los cascos capturados de las naciones que había conquistado el Reich.

El casco más usado por los miembros de la Luftschutz era el “Gladiador”, llamado así por su parecido con los antiguos cascos romanos. Fabricado en un calibre de acero más delgado que los de combate, su uso era estrictamente para fuerzas civiles.

 

Las medidas de las Luftschutz durante la guerra sólo fueron parcialmente efectivas en gran parte. En los primeros años de la guerra, las fuerzas podían controlar los ataques aliados de bombardeo y dar asistencia a la población civil, pero durante los dos últimos años de la guerra, con los abrumadores ataques sobre las ciudades alemanas el esfuerzo fracasó y sólo se podían tener unos pocos éxitos. Los oscurecimientos de las ciudades no tenían éxito por las pasadas previas de los aviones “Pathfinders” quienes marcaban el objetivo con las bombas de colocación. La fuerza de FLAK era impotente ante oleadas de más de 1,000 bombarderos aliados.

La Segunda Guerra Mundial ha demostrado que una protección eficaz contra los ataques aéreos contra los civiles es casi imposible. Las fuerzas de caza y las baterías antiaéreas no pudieron detener las oleadas de bombarderos que socavaron la industria alemana y destruyeron las ciudades. Al finalizar el conflicto la Reichsluftschutzbund dejó de existir con la caída del Reich. Sin embargo no fue condenada como una organización criminal ya que el grupo era técnicamente una rama del ministerio del aire y no un grupo paramilitar propiamente dicho.


-Voluntarias civiles al servicio de la Luftschutz-


-Luftschutz Ehrenzeichen-


-Máscara Antigás para Civiles-

Volver al listado de artículos
1er Congreso de Historia MilitarGunther Prien en los museosSistema de Apartado
Síguenos en nuestras redes sociales
Inicio Desde la trinchera el abc de la WWII Exclusivos de GPM