"La historia de las guerras
es la historia de la humanidad."
La Tormenta del Pueblo: El Volksstürm y el final del III Reich

 

   De las muchas medidas tomadas para movilizar rápidamente los últimos recursos humanos de la nación alemana, la más extrema fue la creación del Volksstürm, una milicia nacional diseñada para complementar la defensa de la patria. El llamado a armas, fue una manera de enlistar a todos los hombres alemanes entre los 16 y los 60 años que no estaban ya en alguna de las organizaciones de las fuerzas armadas. La creación del Volksstürm  sirvió para un doble propósito que le incumbía al Partido Nacional Socialista: primero, reforzar la defensa del Reich y, segundo,  mantener a una gran parte de la población bajo un estricto control militar para evitar cualquier revuelta contra el partido por las vicisitudes de la guerra. Es la intención del enemigo tener un fuerte centro de nazis fanáticos dominando las Volksstürm en todos los niveles.

Al anunciar la formación de la nueva milicia, Hitler decretó lo siguiente:

 Decreto del Führer
sobre la conformación del Volkssturm Alemán


Después de 5 años de encarnizados combates en algunos frentes muy cercanos a las fronteras alemanas, el enemigo se mantiene atacándonos debido a la deserción de todos nuestros aliados europeos. El enemigo ha iniciado acciones para aplastar nuestro imperio, para destruir al pueblo alemán y su orden social; su último objetivo, es la exterminación de la raza alemana.

Al igual que en el otoño de 1939, nos estamos enfrentando solos a nuestros enemigos. En los últimos años hemos tenido éxito resolviendo los más complejos problemas militares desde la primera operación en gran escala hecha por el bravo pueblo alemán. Una vez más, por nuestra férrea voluntad, la continuidad del Imperio y por tanto de Europa estará asegurada.

Pero como nuestros enemigos se creen capaces de darnos el golpe final, hemos decidido utilizar nuevamente el poder de nuestro pueblo. Deberá y tendrá éxito, como en los años 1939 al 41 y derrotará al enemigo y lo echará de nuestro Imperio para siempre, para que el futuro de Alemania y sus aliados y con ellos Europa, aseguren y garanticen la paz para siempre. Las intenciones de nuestro enemigo, el judaísmo internacional, de aniquilarnos, será arrasado por la voluntad del pueblo alemán.

Para el reforzamiento del poder de nuestras fuerzas armadas y en especial del liderazgo en la lucha infatigable en todas partes, ahí donde nuestros enemigos quieran poner el pie sobre la tierra alemana, demando ir al combate a todos los hombres capaces de manejar un arma. Por tanto, ordeno:

1) Se formarán las Volkssturms, fuerzas de defensa del pueblo alemán, en todos los distritos del Imperio de la Gran Alemania , en las que deberán servir todos los hombres de 16 a 60 años capaces de portar un arma. Defenderán el suelo patrio con todas las armas y los medios a su alcance que parezcan apropiados.

2) Se establecerá la formación y el comando de las Volkssturmes Alemanas en todos los distritos bajo el liderazgo del Gauleiter. Tendrán a los organizadores y líderes más capaces del partido, de las SA (Sturmabteilung), las SS (Schutzstaffel), las NSKK (Nationalsocialistisches Kraftfahrkorps) y las HJ (Hitler Jugend).

3) Designo a Schepmann, Comandante de las Fuerzas SA, como inspector para el entrenamiento táctico; a Krauss, Líder de Cuerpo NSKK, como inspector de entrenamiento para la formación motorizada de las Volkssturms.

4) A los miembros de las Volkssturms Alemanas se les otorgará la categoría de soldados en servicio.

5) La afiliación de los miembros de las Volkssturmes Alemanas a las organizaciones partidarias se mantiene inalterable. Sin embargo, el servicio Volkssturm tiene precedencia sobre todos los demás servicios.

6) El Reichsführer SS, como Comandante de las Reservas, es el responsable de la organización militar, entrenamiento, armamento y equipamiento de las Volkssturmes Alemanas.

7) Las misiones militares de las Volkssturmes Alemanas se harán según mis instrucciones por intermedio del Comandante de las Reservas.

8) Las reglamentaciones militares para implementar este decreto serán emitidas por el Comandante de las Reservas, Reichsführer SS Himmler, las reglamentaciones políticas y organizacionales, según mis instrucciones, serán emitidas por el Reichsleiter Borman.

9) El Partido Nacionalsocialista cumple su más alta obligación de honor ante el pueblo alemán, al dar prioridad en su organización para cumplir con su responsabilidad en esta lucha.


Cuartel General del Führer,
el 25 de setiembre de 1944
gez. Adolf Hitler

*Schepmann de las SA*

*Krauss de las NSKK*

El Volksstürm fué definitamente una organización creada de lo que quedaba en el fondo del barril. Aunque tuvo éxito al enlistar a más de 10 millones de hombres para la defensa localdel Reich, un número conservador indica que menos de la mitad eran aptos para el servicio por su estado físico.

De una u otra forma, muchos de los miembros del Volksstürm ya estaban contribuyendo al esfuerzo de la guerra cuando el llamado a las armas les alcanzó. Debe tenerse en cuenta que docenas de organizaciones políticas y de servicio regimentaban prácticamente cada paso de la vida alemana y existían ya desde hace algún tiempo. Debido a éstas organizaciones y por la oficialidad del partido N.S.D.A.P. que era tan extensa que existían líderes de cuadra “Blockleiter” las autoridades alemanas ya tenían pleno conocimiento del servicio militar y las posibilidades de cada hombre que podrían ser explotadas. El servicio en el Volksstürm se convirtió en un deber añadido para los hombres que ya tenían que cumplir su deber en otras organizaciones defensivas ó que trabajaban en la industria armamentista. Desde el punto de vista alemán: un hombre que presta servicio en la Defensa Pasiva Aérea, el que patrulla la ciudad en la Guardia de la Ciudad ó que es un obrero calificado en una planta Messerschmitt tomará su lugar en un escuadrón del Volksstürm y peleará como infantería cuando su hogar sea atacado por los ejércitos aliados.

Es logico intuir que al ser formadas las unidades del Volksstürm, las habilidades, estado físico y trabajo de guerra de los reclutas sería tomado en cuenta. Al personal de servicio limitado se le darían misiones de defensa estática. Inválidos y tullidos, se reportó, serían reservados para el trabajo de los cuarteles generales. Aunque se incluía a los jóvenes de 16 años en el Volksstürm, no es probable que hallan muchos representantes de ésta edad ya que las fuerzas armadas alemanas estaban reclutando a muchachos de menos de 18 años y cada vez más jóvenes. También, si un Volksstürmann era reclutado en las fuerzas armadas, su membresía en la milicia terminaba automáticamente.

   A pesar del hecho de que el Volksstürm era para reclutar por edades, una apelación para hacerse “voluntario” fue llevada a cabo al viejo estilo Nacional Socialista. Trabajando a través de la células de las fábricas la Organización del Frente del Trabajo y otras organizaciones supervisadas directamente por el partido, los líderes nazis habían logrado hacer “voluntarios” a todo el personal de ciertas fábricas con el resultado de que llegaban más reclutas de los que podían ser entrenados.

Dado el carácter territorial y político de la nueva milicia popular, la estructura de mando de las unidades estaba intrínsecamente ligada a la ordenación política alemana. Las unidades milicianas se repartían en cuarenta y tres distritos Volksstürm, que coincidían con los Gaue del NSDAP de la Gran Alemania. Al frente de las unidades estaba el Gauleiter o dirigente del NSDAP, que recibía la denominación de Gaubstabführer.



Los Gau se dividían a su vez en varios Kreis, cada uno de los cuales estaba dotado con alrededor de doce batallones, dirigidos por un Kreisleiter, ayudado por un Kreistabführer. Alemania contaba en esa época con novecientos veinte Kreis. Las equivalencias entre el orden político y las unidades militares del Volkssturm se ve mejor en la siguiente tabla:
 

VOLKSSTURM

Unidad Política Territorial

Unidad Militar

Kreis (Ciudad/pueblo)

Bataillon (Batallón)

Orstgruppe (Distrito)

Kompanie (Compañía)

Zelle (Vecindario de cinco bloques de casas)

Zug (Pelotón/Sección)

Block (Manzana de casas de una ciudad)

Gruppe (Escuadra/Pelotón)

 

Por debajo del Kreis se estructuraban otras divisiones organizativas más pequeñas como el Ortsgruppe, que integraba un número determinado de compañías bajo el mando de un Ortsgruppenleiter, responsable de una zona de una ciudad o una región en concreto; el Zelle que a su vez podía englobar a varios pelotones de una unidad y estaba comandado por un Zellenleiter con jurisdicción sobre un territorio equivalente a un vecindario de cinco bloques de casas; y por último el Block, que se reducía a una manzana de casas de una ciudad, donde podían estar desplegadas un número determinado de secciones y que era dirigido por un Blockwart, el cargo más bajo dentro del NSDAP.

 

*Kreisleiter*

 



Este tipo organizativo del mando también provocó conflictos, al igual que su cúpula directiva. En ocasiones el mando de los Volkssturm chocaba con las decisiones que los militares profesionales de la Werhmacht trataban de tomar. El más claro ejemplo es el del Gauleiter de Berlín y Comisionado del Reich para la defensa de la misma ciudad, Joseph Goebbels, el famoso ministro de propaganda, cuyas fricciones con los militares fueron notorias, aunque también lo fueron con el Gauleiter de Brandemburgo, Emil Stürtz, llegando éste a retirar dos batallones Volkssturm que se encontraban en la ciudad de Berlín colaborando en su defensa.

Se optó por el batallón como unidad estándar de organización debido sobre todo a la falta de suficientes suministros y armas para la creación de unidades mayores.




Los batallones Volkssturm recibían su propia denominación organizativa relacionada con su procedencia. Dicho nombre constaba de dos partes: el número de Distrito al que correspondía, más el número de batallón, éste, correlativo con el de los demás batallones del Reich.

Por ejemplo:


- Batallón 43/400 era el Batallón número 400 adscrito a Dinamarca (territorios fuera del Reich, Gau 43)
- Batallón 25/97 era el Batallón número 97, radicado en Prusia Oriental (Ostpreussen, Gau 25).

 

 

Aunque se habían introducido diferencias en la selección y asignación del personal, los líderes del partido acertaron al darles a todos los miembros del Volksstürm la misma instrucción. Ésta consistía en entrenamiento de infantería, con un énfasis especial en combate cercano. El rifle es el arma básica. Era complementada con sub-ametralladoras y ametralladoras ligeras. El armamento para equipar al Volkssturm se obtuvo de las armas provenientes del desarme de los italianos, de armas capturadas en diferentes frentes, armas de caza y deportivas y de la producción de fusiles y subfusiles muy simples que fueron fabricadas por la empresa de Carl Walther y por artesanos de toda Alemania. Las unidades recibieron miles de Panzerfausts. Otros equipos que les fueron entregados eran las granadas de huevo, y el entrenamiento en uso de minas antitanques y antipersonal.

 

 

 

 

 

Estos grupos antitanque que se denominaban “Panzernahbekämpfungstrupps”, estaban equipados con armamento apropiado, como los conocidos Panzerfaust, Panzerschreck, y minas anticarro. Su cometido principal era el combate cercano con los carros enemigos para tratar de detener o ralentizar su avance. Es significativa la dedicación de estos grupos a un cometido tan especifico como el combate cercano contra los carros soviéticos, representando una clara prueba de la gran inferioridad en cuanto a carros de combate, que sufrían los alemanes en esta fase del conflicto.

La vestimenta del Volksstürm era una colección de prendas semi-militares con una amplia variedad al igual que en el armamento. El único artículo de vestir que era obligatorio era una banda con la leyenda: “Deutscher Volkssturm Wehrmacht”. Los Nazis habían declarado que ésta banda haría a sus poseedores miembros de la Wehrmacht (el ejército regular). Durante los últimos dias de la guerra se encontraban uniformes de las S.A., Hitler Jugend, líderes del partido y muchos otros simplemente usaban prendas civiles. La completa falta de un uniforme oficial causó descontento en todos lo miembros, muchos de ellos sentian que asumian los deberes de los soldados sin ninguno de sus privilegios (los Volksstürmers no recibían ningún sueldo a menos que estuvieran combatiendo).

Las fuerzas del Volkssturm fueron convocadas demasiado tarde y no pudieron ser ni entrenadas ni equipadas adecuadamente. Por falta de tiempo, muchas unidades tuvieron que ser transportados directamente al frente donde se les enseñaba a disparar. En consecuencia, el valor militar de tales unidades era escaso. En Alemania, a diferencia de Inglaterra, el gobierno no tuvo la previsión de organizar las reservas desde el comienzo del conflicto, y cuando lo hizo, era demasiado tarde y la guerra estaba ya prácticamente perdida.

Estos soldados, pobremente armados, no fueron rival para las tropas Aliadas. Muchas veces, estas unidades cuando se enfrentaron directamente a las tropas enemigas abandonaban el combate y acabaron entregándose, o se disolvieron y escaparon en cualquier dirección. Sin embargo no faltaron los casos de heroísmo y de resistencia a ultranza por parte de grupos de niños y ancianos mal entrenados y peor equipados.

   A menudo, sólo los reclutas de avanzada edad que habían servido en el Ejército durante la Primera Guerra Mundial, mostraron un auténtico sentido militar de disciplina, así como los jóvenes voluntarios de las Hitlerjugend (Juventudes Hitlerianas), que atesoraron el mayor número de condecoraciones y acciones meritorias, de las cuales las más conocidas son las que se llevaron a cabo en la batalla final por Berlín contra las tropas acorazadas soviéticas.


Volver al listado de artículos
1er Congreso de Historia MilitarGunther Prien en los museosSistema de Apartado
Síguenos en nuestras redes sociales
Inicio Desde la trinchera el abc de la WWII Exclusivos de GPM