"La historia de las guerras
es la historia de la humanidad."
Armas que cambiaron la guerra: la ametralladora
http://devry.files.wordpress.com/2008/06/tiger_art_1024x768.jpg

 

Con éste artículo, comenzaremos una serie de publicaciones en que revisaremos muy brevemente la historia de las armas que más significativamente cambiaron la historia de las guerras.
 
   La ametralladora tuvo la responsabilidad en gran medida de la inmovilidad de las posiciones durante la Gran Guerra. Cuando las tropas atacaban, era muy común que los soldados cayeran víctimas de las ráfagas al asomarse fuera de las trincheras. Se estima que durante la ofensiva del Somme, unas 60,000 bajas entre las filas británicas fueron causadas por ésta terrible arma: la ametralladora.



Los intentos para crear una ametralladora datan desde bastante tiempo atrás. Un inglés llamado James Puckle demostró un arma de disparo rápido en 1718 y anunció que podría proveer a ésta de municiones con punta redonda para matar “cristianos” y otras mucho más dolorosas “cuadradas” para masacrar a los musulmanes y, enseñarles las ventajas de la civilización. El arma contaba con un sistema multidisparo con un cilindro revolvente. Ésta arma prometía alcanzar un rango de tiros de unos 63 por 7 minutos cuando, en la época, un infante normal sólo lograba tres disparos en un minuto. Pero éste proyecto no tuvo éxito.



  La primera ametralladora exitosa comercialmente fue inventada en los Estados Unidos por Richard Jordan Gatling. Aunque no sin problemas, era mucho más confiable que su predecesora, mucho más rápida de recargar y podía sostener el fuego con un menor sobrecalentamiento. La munición era almacenada en un barril arriba de la máquina que automáticamente cargaba cada uno de los seis cañones que giraban en torno a un poste central. Cada cañón disparaba una vez en cada giro completo. En una prueba en 1870 una Gatling disparó 1,925 tiros en dos minutos y medio.

 




  La Gatling era operada con una manivela y seis cañones revolventes alrededor de un alma central, aunque existieron modelos hasta con diez cañones. Inicialmente la munición era un cilindro de acero cargado con pólvora negra y rematada con un percutor ya que los cartuchos de cobre aún no habían sido completamente desarrollados ni estaban disponibles. Las balas caían por gravedad a la recámara a través del cargador. Cada barril contaba con su propio mecanismo de disparo. Después de 1861 los nuevos cartuchos de bronce, similares a los modernos, reemplazaron a los de papel pero Gatling no los cambió de inmediato.



El modelo 1881 fue diseñado para usar el sistema de alimentación “Bruce” que aceptaba dos filas de 45-70 cartuchos, Mientras una fila estaba alimentando el arma, la otra podría ser recargada lo que permitía el fuego sostenido. El arma final requería de cuatro servidores. Para 1876 el arma tenía una cadencia de disparos de 1,200 por minuto aunque 400 por minuto durante un combate era lo más probable.


  La guerra civil de los Estados Unidos vió por primera vez el uso de la ametralladora en la batalla cerca de Petersburg aunque no fue aceptada oficialmente en el ejército americano hasta el año de 1866. Dentro de las fuerzas armadas americanas tuvieron un desempeño particularmente destacable durante la guerra hispano-americana.  La batalla de la colina de San Juan resultó ser la más sangrienta de toda la guerra. Los Rough Riders, al mando del futuro presidente Teddy Roosevelt, se cubrieron de gloria derrotando a los españoles en Cuba.


Una batería de Gatlings apoyaron la carga de los soldados americano disparando en contra de los defensores españoles. Más de 18,000 rondas fueron percutidas por las Gatling masacrando a los enemigos y permitiendo que avanzaran las tropas amigas.  Muy a pesar de éste logro remarcable, éste tipo de arma resultó ser muy pesada y estorbosa quedando en desuso cuando apareció en el horizonte la primer arma que disparaba automáticamente sin necesidad de empujar una manivela: la Maxim.



El arma que revolucionó la forma en que las armas se usaban fué inventada en 1883.  El mecanismo de carga automática de las Maxims empleaba el sistema de recarga a través de la fuerza del retroceso en cada disparo.  El concepto es usar la energía del retroceso del disparo, accionando una palanca que eyecta el casquillo usado e inserta el que sigue.



   Éste revolucionario método logró desde un inicio el que lograran disparar 600 rondas por minuto. Sin embargo requería que el cañón fuera enfriado continuamente para evitar el recalentamiento, era un arma que requería de un pesado trípode para poder hacer fuego lo que la hacía un arma incapaz de ser operada por un solo hombre. Regularmente cada ametralladora contaba con su guarnición de artilleros cuya misión era transportar el arma, buscar el lugar para emplazarla, fortalecerla, llevar la munición y, finalmente, dispararla.

  

  


   

   Para el año de 1914 se emplazaban en trípodes que requería de seis servidores. Para evitar el recalentamiento por disparo sostenido sólo se hacía fuego en pequeñas ráfagas con frecuentes atascamientos de la munición por una manufactura defectuosa. En consecuencia para evitar que éstos inconvenientes afectaran la defensa, se formaban líneas de fuego con varias ametralladoras en línea cuya misión era protegerse entre ellas, esto sin mencionar a la infantería de apoyo.

    

    Uno de los ejércitos que mostraron un mayor entusiasmo con ésta nueva arma fue el alemán que, después de adquirir los derechos, fabricaron su propia versión de la Maxim llamada: Maschinengewehr 08. Al inicio de la guerra tenían 1,200 unidades llegando a producir hasta 100,000. Fue tal el entusiasmo germano que crearon compañías independientes de ametralladoras para apoyar a la infantería.


Sin embargo en los ingleses no despertó un interés especial a principios de 1900. Al inicio de la guerra sólo dos piezas se hallaban disponibles por cada batallón de infantería. Sin embargo lograron desarrollar una de las mejores ametralladoras de la Gran Guerra: la Vickers.
   La ametralladora Vickers estuvo en servicio desde la Gran Guerra hasta bien entrados los años 60´s.  Ésta fue diseñada basada en la exitosa Maxim siendo mejorada al reducir su peso, simplificando el mecanismo de disparo y añadiendo un apagafuegos. Al iniciar la guerra su alto precio redundó en una amenaza de demanda en contra de la compañía por “enriquecerse con la guerra”, sin embargo con el progreso del conflicto su número en el frente aumentó gradualmente 

   Es de destacar que la Vickers pasaría a la historia surcando los aires en las primeras batallas aéreas. Durante la Gran Guerra ésta arma se convirtió en standard de todos los aparatos británicos y franceses, especialmente después de 1916. Ésta arma era fácil de sincronizar con las hélices del avión y con las nuevas cintas de munición autodestructivas permitieron que grandes biplanos como el Sopwith Camel y el Spad XIII consiguieran grandes victorias en el aire.

   Los franceses desarrollaron un arma que cambió de manera importante la línea que siguieron los alemanes e ingleses: la Hotchkiss.
   La Hotchkiss fue la ametralladora standard de los Poilus durante la guerra. A diferencia de las armas basadas en la Maxims, ésta recargaba la munición a través del método operado por gases. En éste una porción de la alta presión generada por la explosión de la pólvora encerrada en el casquillo es usada para extraer al mismo de la cámara y empujar un nuevo cartucho. Para realizar éste movimiento se usa un pistón.

   Otra de las características revolucionarias de la Hotchkiss fue su sistema de enfriamiento. A diferencia de los modelos Maxim que usaban cantidades ingentes de agua, la Hotchkiss se enfriaba con aire. Los cinco anillos que se hallan en el cañón ayudan a retardar de forma natural el sobrecalentamiento. En ésta arma se puede ajustar el pistón para que dispare de forma uniforme 450 rondas por minuto siendo alimentada por tiras de munición con 24 tiros que eran expulsadas al finalizar, para recargar se introducía una nueva tira, se halaba el cargador y listo. Sin embargo el gran peso hizo de ésta pieza impopular entre la tropa.

La naturaleza de la ametralladora hizo que sus cualidades hicieran fueran particularmente efectivas en la defensa. La guerra de trincheras logró mantener las líneas casi sin movimiento durante cuatro años. La tierra de nadie era defendida indudablemente por alambre de espino y un vasto terreno libre de obstáculos para poder ser batido por el fuego de ametralladora. Grandes ofensivas fueron barridas por el incesante traqueteo de las armas que mantuvieron pegados al suelo a los soldados alemanes, británicos, rusos, austríacos, franceses, americanos, etc…

Con el fin de la guerra los fabricantes de armas buscaron la manera de equipar a los soldados con armas portátiles de disparo rápido. Grandes pistolas ametralladoras y subametralladoras que han pasado a la historia surgieron tales como la PPSH, MP-40, Sten, Uzi, Thompson, etc… Sin embargo es objeto de estudio en éste artículos a las hermanas mayores de las anteriormente mencionadas.

El desarrollo de la ametralladora entre guerras y durante la segunda guerra mundial vió el nacimiento de armas que han hecho historia y que, en algunos casos, siguen peleando el día de hoy. Es así que nace una de las más emblemáticas de todos los tiempos es la M-2 Browning.

La M-2 ó Browning Calibre .50 fue diseñada hacia finales de la Gran Guerra inspirada en la M-1919. Aunque es similar a ésta usa munición del poderoso calibre 50. Éstas balas fueron desarrolladas específicamente para la Browning con diferentes variedades que cumplían un cometido específico como: perforantes, trazadoras, incendiarias, sabbot, etc…

 

La M-2 surgió por la necesidad de desarrollar armas de rápido disparo con capacidad perforante para abatir a los blindados que surgían en los campos de batalla y derribar a los aviones que iniciaron la guerra aérea en la historia del hombre. El calibre de las armas de infantería resultaba inadecuado por lo que Black Jack Pershing solicitó un arma con un calibre de 12.7 mm y una velocidad de 820 m/s.

   La casa Browning presentó un arma que contaba con una caja principal que podía servir para diferentes propósitos al cambiarle el barril del canón, las chaquetas, podía ser enfriada con agua y con aire. Ser alimentada con cintas de munición a una velocidad de hasta 850 disparos por minuto, sin embargo se puede cambiar el selector de tiro para reducir hasta una cadencia de 40 rondas por minuto.

 

La Calibre .50 desde la segunda guerra mundial ha servido como arma coaxial, de defensa cercana, de asedio y antiaérea en los blindados, vehículos de reconocimiento, naves de combate, aviones, lanchas de desembarco, Jeeps y en prácticamente todo vehículo que pueda disponerla.

+Calibre 50 emplazada como arma antiaérea+

+Emplazamiento cuádruple antiaéreo en una nave de combate+

+Uno de los más famosos: la picadora de carne. Originalmente diseñado para combatir a los Jabos (Jagdbomber) fue utilizado en combate tierra a tierra a falta de objetivos+

+Montaje en los B-25 destructores+

+M-1 Abrams+

   Dentro del marco alemán después de la Gran Guerra surgió un par de armas que marcaron la diferencia: la MG-34 y MG-42.

 

   La MG-34, Maschinengewehr 34, era un arma innovadora cuando fue introducida en servicio. Funcionaba con el principio de recarga por retroceso, era muy ligera capaz de ser transportada y disparada por un solo hombre y contaba con una respetable capacidad de tiro. Fue entregada a las primeras unidades en 1936 y probada en los campos de batalla de la Guerra Civil Española. Contaba con la capacidad de disparar en modo semi y completamente automático con una cadencia de tiro de 800 a 900 disparos por minuto.

 

Su ligero peso permitía que fuera transportada y disparada por dos servidores siendo muy común que uno usara su espalda como cureña. Los tambores de 75 tiros lograban un excelente efecto de movilidad y potencia de fuego. Se podía emplazar en un trípode lo que la convertía inmediatamente en una ametralladora para ser emplazada en posiciones fijas con excelentes resultados.

   La MG-42 fue la evolución mejorada de la modelo 34. Diseñada para ser fabricada fácilmente con piezas estampadas principalmente lo que requería menos maquinaria especializada en su producción reduciendo a la mitad el tiempo en horas hombre para su fabricación comparada con la MG-34. La característica principal fue su alta cadencia de tiro alcanzando 1,200 tiros por minuto.

Fue tan impactante para los soldados enemigos el sonido de éstas armas, era tan alta la cadencia de tiro al disparar que producía un zumbido en el oído que aterrorizaba a la infantería atacante. Sin embargo la MG-42 derrochaba munición por lo que era recomendado reducir la velocidad a la mitad de la capacidad máxima.

Es de remarcar la capacidad de cambio de barriles en ambos modelos de ametralladoras alemanas MG-34 y MG-42. Al recalentarse por el excesivo disparo se intercambiaba por uno “frío” para continuar haciendo fuego ininterrumpido.

 

   El modelo básico de la MG-42 ha evolucionado a lo largo de la segunda mitad del siglo XX para convertirse en el arma en uso actual en el Bundeswehr la MG-74.

 

   La posguerra requirió del desarrollo de nuevas armas para combatir en contra del terror rojo. Los Estados Unidos, basados en sus experiencias durante la guerra de Corea, trabajaron duro para lograr una de las ametralladoras más representativas durante la Guerra de Vietnam y posterior: la M-60.

 

La M-60 dispara la munición standard de la OTAN 7.62 mm alimentada por cintas. Aunque debe parcialmente su inspiración en los modelos alemanes de la segunda guerra mundial fue un diseño independiente de los americanos que tuvo un gran éxito. Es muy común ver en las películas de la guerra de Vietnam a aquella escuadra de servidores de ametralladora portando los cinturones de munición rodeando el torso. Esto se debía a las largas patrullas que daban en búsqueda de Charlie, un enemigo escurridizo, por lo que debían llevar la máxima munición posible.

Tal como en muchas situaciones de la humanidad, el desarrollo de las ametralladoras tuvo ése salto de “Vuelta a los Básicos” al finalizar la segunda guerra mundial. La búsqueda de armas con mayor capacidad destructiva dió como resultado el desarrollo de una gama de armas basadas nuevamente en la Gatling.

   Las armas que derivaron de la Vulcan basan su capacidad de fuego en 6 cañones rotativos alimentados por una cinta sinfín de munición accionada por electricidad. Esto ocasiona la mayor cadencia de fuego conocida por el hombre: 6,000 tiros por minuto. És tal la cantidad de munición necesaria para un minuto de disparos que sólo es montado en vehículos de gran tamaño.

Fue el F-104 Starfighter el primer avión que estrenó la Vulcan como arma defensiva-ofensiva. Sin embargo los primeros modelos carecieron de grandes fallos debidos al sistema de alimentación que se atascaba por lo que fue desarrollado uno nuevo para la versión más moderna del Vulcan.

 

La guerra de Vietnam tuvo la necesidad de destruir en tierra vehículos, camiones y hombres que transportaban munición y material de guerra al Vietcong por lo que se desarrolló uno de los aparatos más increíblemente destructivos el Lockheed AC-130 Gunship.

   El Gunship fue armado con un cañón automático Bofor de 40 mm, un cañón aéreo de 105 mm y, sobre todo, dos ametralladoras Vulcan de 20mm.  Todo éste armamento está montado a la izquierda del aparato para que éste vuele en círculo sobre su objetivo y lo destruya sin piedad. La capacidad de fuego derivada de lo anterior es superior para llevar a cabo misiones de apoyo aéreo, interdicción y protección.

   Es así que la ametralladora seguirá cegando las vidas de los combatientes que se pongan en su camino. Es un arma catalogada de infame por muchos y de bendición por otros

.

+Gran Guerra+

+Guerra Civil Rusa+

+Guerra Civil Española+

+Segunda Guerra Mundial+

+Guerra de Corea+

+Guerra de Vietnam+

+Guerra de las Malvinas+

+Tormenta del desierto+

+Afganistán+

“Sin importar a cuánta gente asesines, usar una ametralladora en batalla no es un crimen de Guerra simplemente porque no causa un sufrimiento innecesario; simplemente realiza su trabajo horriblemente bien.” –Sebastian Junger

 

Volver al listado de artículos
1er Congreso de Historia MilitarGunther Prien en los museosSistema de Apartado
Síguenos en nuestras redes sociales
Inicio Desde la trinchera el abc de la WWII Exclusivos de GPM