"La historia de las guerras
es la historia de la humanidad."
El ABC de la Segunda Guerra Mundial: Orígenes, un nuevo comienzo

 +1925, renacimiento del partido Nazi. El término correcto diminutivo es Naso (National Sozialitsche) aunque fue difundido en mayor medida Nazi, alusión a un tonto bávaro+

  

      El año de 1925 recibió a un recién liberado Adolfo de la prisión de Landsberg con la visión de su partido en ruinas. Ahora Hitler se daba cuenta de que había sido una decisión precipitada el tratar de derrocar al gobierno democrático sin el apoyo de una institución gubernamental como el ejército. Se hallaba determinado a no repetir el mismo error y para eso tendría que jugar con las reglas del juego establecidas y subir al poder a través de las elecciones populares. Tal como dijo estando en prisión: “En vez de trabajar para alcanzar el poder con un golpe armado deberemos aguantar nuestras narices y entrar al Reichstag en contra de los diputados marxistas y católicos. Si vencerles en las votaciones toma más tiempo que dispararles, al menos los resultados serán garantizados por su propia constitución!. Cualquier proceso fuera de la ley es lento. Pero tarde ó temprano tendremos la mayoría y, después, a Alemania”.

+El joven Adolfo abandonando la prisión de Landsberg+

 

      Sin embargo, un largo camino distaba de aquél glorioso 1° de febrero de 1933. El gobierno bávaro había prohibido la existencia del partido N.S.D.A.P. y de su voz al pueblo el diario “Volkischer Beobachter”. Algunos de los cabecillas que participaron en el fallido Putsch de München se hallaban en el extranjero con la ley tras de ellos. A principios del año 1925 Adolfo visitó al primer ministro de Bavaria y logró convencerle de levantar la prohibición con la promesa de un buen comportamiento conforme a la ley. Es así que el 27 de febrero los nazis llevaron a cabo su primera gran reunión desde el Golpe de la Cervecería en la ya afamada Bürgerbraukeller. Aquí Hitler exigió su reconocimiento como líder indiscutible del partido y, conforme la excitación aumentó, regresó a las viejas amenazas de siempre: muerte a los judíos, muerte a la república de Weimar, desconocimiento del gobierno bávaro, etc… Y es así que el gobierno de Bavaria prohibió que el Führer hablara en público durante dos años.

   Ésta prohibición permitió que el partido se reorganizara para su futura y gigantesca expansión. Alemania sería dividida en 34 distritos políticos llamados Gaue, cada uno con su propio líder: el Gauleiter. A su vez, el Gau se dividía en círculos llamados Kreise, con un Kreisleiter a su mando y éstos eran conformados por grupos locales, los Orstgruppen. La mínima unidad era el Block, cuadra, con su respectivo Blockleiter. La propaganda para las futuras campañas políticas sería encauzada a través de las anteriores organizaciones dando como resultado el control hasta del más mínimo grupo de ciudadanos alemanes.  Fueron creadas las organizaciones juveniles Hitler Jugend para chicos con la edad comprendida entre los 15 a los 18 años, modelada en movimientos juveniles como el Wandervogel y los Boy Scouts. Para los niños más jóvenes entre los 10 a los 15 años existirían las Deutsches Jungvolk. Y no se olvidaron de las señoritas para quienes formaron la afamada Bund Deutsche Mädel.

+Las Hitler Jugend y la Bund Deutscher Mädel+

 

      El partido Nacional Socialista enfocaría sus esfuerzos a través de dos sub organizaciones propias, el PO I que enfocaría sus esfuerzos para minar el poder de la república de Weimar y el PO II que formaría un gobierno a la espera. Éste contaría con departamentos de agricultura, economía, del interior, asuntos exteriores así como los recién creados de la raza y de cultura alemana. Los ministros de estos departamentos serían aquellos que en un futuro no muy lejano van a aterrorizar a toda Europa.  
   Las S.A., Stürm Abteilung, recibieron una reforma para convertirlos de matones aplasta cráneos de cervecería en algo parecido a un ejército personal al servicio del partido. Para empezar se estandarizó el uniforme marrón con botas, kepi y brazal del partido. Se repartieron estandartes y se entrenó a los hombres en el uso de las armas, la disciplina y el sacrificio. Pero éste no era un ejército “gratuito”. Ingentes cantidades de dinero eran necesarias para pagar los salarios de los miles de hombres al servicio del partido. Éste dinero era entregado por millonarios alemanes que creían en el partido como Winifred Wagner, esposa del hijo del famoso Richard Wagner.
   De la misma manera y dentro de las S.A. fue creado una nueva unidad de la guardia que juraría lealtad única y exclusivamente al Führer: las S.S. ó Schützstaffel. El objetivo original de las S.S. era la de proteger a Adolf y a los dirigentes del partido. Dentro de cada Gau había encuadrada un Gruppe de las S.S. no pasando de 1,000 hombres hasta el año de 1929. El carácter místico de ésta unidad no haría aparición hasta el año de 1929 cuando el futuro Reichsführer sería nombrado líder de las S.S. Mientras tánto seguirían usando el uniforme marrón de las S.A. con la única diferencia de la corbata negra engalanada con el Totenkopf.

+Primeros tiempos de las S.S.+

Y con todas éstas reformas los tiempos no parecían favorables para el partido. La economía mejoraba poco a poco. Fue elegido un nuevo presidente, Generalfeldmarschall Oskar Paul von Hindenburg. Vencedor de los rusos en Tannenberg y dictador de Alemania bajo la sombra del Kaiser durante la Gran Guerra. Poseedor de la Estrella de la Cruz de Hierro, segunda y última persona en la historia en ganarla y, sobre todo, un hombre al que no le gustaba en lo absoluto aquél cabo austríaco, se referiría a las masas del partido como aquella “mugre café”.
   Un americano trazó un plan que reduciría los pagos de reparaciones de guerra a niveles pagables. El plan Dawes estabilizaría al fluctuante marco alemán. Éste plan también contaba con grandes préstamos para que la industria se rehiciera. Más fábricas representaban a más alemanes ocupados y a menos desilusionados ansiosos de votar por el N.S.D.A.P. El gobierno alemán enfocó sus esfuerzos en nuevos programas sociales para la población.
   El ejército alemán, el Reichswehr, hizo las paces con la joven república. Aunque el Tratado de Versalles prohibió que sobrepasara de los 100,000 hombres, sin acceso a la aviación, a los carros de combate y a la artillería de gran calibre, se mantuvo en pie de lucha a millares de ex soldados que hicieron la guerra a los comunistas. Con la estabilización de la nación y con tratados secretos con Rusia y otras naciones que permitieron el desarrollo vedado de las armas de la siguiente guerra, el ejército dio su apoyo a la República de Weimar  y se preparó para el siguiente conflicto. Los cien mil hombres formarían el esqueleto para la siguiente expansión. Los hombres tuvieron el entrenamiento para dos grados arriba, de manera que en el momento adecuado y con los ríos de reclutas se podría soportar un crecimiento acelerado.
   El arte trató de entender y reflejar el sufrimiento de la Gran Guerra a través de una nueva corriente: el dadaísmo. El dadaísmo no era arte sino más bien anti arte. Dada representaba lo contrario a todo lo que el arte representaba y ofendía a las susceptibilidades de las corrientes clásicas. Criticaba a los ricos y a los militaristas, mostraba de una manera más bien cruda a los veteranos y lo que la guerra les dejó.

Jugando cartas veteranos de guerra de Otto Dix+
Tres horriblemente amputados y desfigurados veteranos juegan a las cartas con los pies a falta de manos, sin rostros y con una mano amputada. No sin faltar la Cruz de Hierro de 1° clase al pecho.

       El desarrollo del arte fotográfico y del fotomontaje vió el nacimiento de uno de los más odiados artistas por los nazis: John Heartfield. Trabajó principalmente para dos publicaciones: el diario “Die Rote Fahne” y el “Arbeiter Illustrierte Zeitung AIZ” en que se identifican más sus obras. Heartfield, con su arte en contra del Nacional Socialismo, se enemistó con el movimiento y sus líderes para tener que abandonar Berlín en 1933 cuando casi fué capturado por las SS y huyó a Checoslovaquia. En 1938 huyó nuevamente hacia Inglaterra donde fue recibido como un enemigo por lo que tuvo que partir nuevamente hacia los Estados Unidos.  Al finalizar la guerra regresó a Alemania del Este pero fue recibido con suspicacia por la STASI (descendiente de la GESTAPO) por su larga estadía en el extranjero. Se le negó el ingreso a la Academia de Artes, no pudo trabajar ni obtuvo asistencia social. Fue sospechoso de ser un colaborador del enemigo. Eventualmente su nombre fue limpiado por su gobierno y trabajó aunque no con el mismo genio que en su juventud. 

+MIMIKRY (MIMETISMO) de John Heartfield+
Cuando todos los intentos de convencer a los trabajadores de las ideas nacionalsocialistas habían fracasado, Góbbels tuvo una última ocurrencia desesperada: persuadió al Führer de ponerse una barba de Carlos Marx en sus futuros discursos ante los obreros.
Notícia de prensa del 8 de abril de 1934:
"Aparte de un busto de Goethe y el águila con la esvástica, este año la medalla del 1 de Mayo del Frente Nacional del Trabajador lleva también los símbolos bolcheviques del martillo y la hoz, aparentemente para ganarse así a los obreros que todavía se encuentran en oposición al régimen".

   Es en éste difícil ambiente en que Adolfo Hitler trató de ganar las campañas políticas. Él sabía que los buenos tiempos no serían eternos y que cuando la rueda de la fortuna regresara abajo, Alemania viviendo de dinero prestado no duraría mucho, sus camisas pardas, sus camisas negras y todos los nuevos colaboradores estarían listos para saltar sobre la madre patria y llevarla a formar ése Reich de los 1,000 años.

+La edad media y el Tercer Reich+
+Haciendo referencia a la rueda, instrumento de tortura medieval, la swastica se convierte en un nuevo instrumento de tortura del pueblo alemán.

Volver al listado de artículos
1er Congreso de Historia MilitarGunther Prien en los museosSistema de Apartado
Síguenos en nuestras redes sociales
Inicio Desde la trinchera el abc de la WWII Exclusivos de GPM