"La historia de las guerras
es la historia de la humanidad."
Ases de los blindados: Michael Wittmann 3° parte


La Liebstandarte regresó al frente ruso en enero de 1943 como parte del recién creado Cuerpo Panzer de las SS, junto con sus divisiones hermanas la 2° SS Div. Das Reich y la 3° SS Div. Totenkopf. Las unidades constituyentes de éste Nuevo cuerpo de panzers fueron distribuidas a lo largo de puntos clave en el frente, con la Leibstandarte y la Das Reich relocalizadas en las áreas cerca de Kharkov y Belgorod. Michael WIttmann, ahora asignado a la 4° compañía pesada del 1° regimiento Leibstandarte SS Adolf Hitler, regresaría a un frente ruso muy diferente del que había abandonado el año pasado: los rusos ya se organizaban mucho mejor y no huían al aproximarse los alemanes; el ejército alemán tampoco era la bien aceitada máquina de guerra que invadió las estepas 18 meses atrás. Ahora se encontraban a la defensiva contra el rejuvenecido Ejército Rojo y contra el clima brutal.

Al regresar a la unidad de entrenamiento en la víspera de navidad de 1942, a Wittmann no se le dio de inmediato el comando de un Tigre, en vez de eso, se le asignó el rol de comandante de la 4° compañía ligera, que consistía en 5 Panzer III Ausf J, máquinas confiables aunque ya sobrepasadas por la tecnología. El rol del pelotón ligero era defensivo: al ser más rápidos que los Tigres proveían de una pantalla defensiva, manteniendo cualquier amenaza cercana a raya con sus cañones de 50 mm. A diferencia de las versiones anteriores del Panzer III que se había probado así mismo en las batalla previas, el nuevo Ausf. J estaba equipado con un blindaje adicional al frente y en la torreta. La máquina de Wittmann sería el Nr. 4L1 y su escuadra consistía del SS Oberscharführer Max Merten, el SS Scharführer Georg Lötsch, el SS Unterscharführer Schwerin y el SS Rottenführer Franz Staudegger. Wittmann probaría su precioso talento tomando el mando de su Panzer III y además de 5 Panzer III. La 4° compañía estaba equipada con 15 Tigres que estaban divididos en tres pelotones de cuatro y un carro de comando. El líder de compañía de Wittmann era el SS Hauptstürmführer Heinrich Kling.

En menos de un mes de la llegada de Wittmann, el Sexto Ejército sufriría una aplastante derrota en Stalingrado; ésta fue la máxima prueba de que los rusos estaban más que lejos de ser derrotados, también ésta se convertiría en una cruzada contra el bolchevismo. Al aumentar las bajas, los severos estándares para las Waffen SS y la LSSAH gradualmente se relajaron. Miles de voluntarios de toda Europa, con más temor de la plaga roja, se aventuraron a enlistarse con los alemanes. Muchos de ellos, alistados en las Waffen SS, servirían con gran distinción. Para mediados de marzo de 1943, la ciudad de Kharkov había sido recapturada por la Leibstandarte; aunque permanecía el hecho de que miles de hombres y vehículos blindados eran sacados al combate por los soviéticos (sin saber de dónde los sacaban)

Muchos se unirian a las filas de las Waffen SS. y servirian con distincion. Para mediados de marzo de 1943 la ciudad de Kharkov habia sido recapturada por la Leibstandarte, aunque permanecia el hecho de los miles de hombres y vehiculos blindados que eran desplegados por los.sovieticos de quien sabe donde mientras que los alemanes hallaban dificil reemplazar las bajas sufridas en sus fuerzas altamente.profesionales, quienes en ocasiones se.encontraban superadas en una proporcion de.10 a 1. Sin embargo, habian buenas razones de los hombres de Leibstandarte de mover sus cuarteles a los arrabales de la capital capturada.

Siguiendo la llegada al frente de cinco nuevos Tigers a inicios.de abril de 1943, el SS Untersturmfuhrer Michael Wittmann finalmente recibió el mando de su propio Tigre, habiendo sido asignado al 3° pelotón que consistía de cinco Tigres. Siguiendo al tralsado de Wittmann del pelotón ligero al 3° se hallaba el SS-Oberscharführer Max Merten a quienes se les unió el SS-Unterscharführer Hans Höld, Jürgen Brandt y Kurt Sowa. La compañía consistía de veintidós vehículos: diecisiete Tigres (tres pelotones de cinco más dos vehículos de mando) y los cinco Panzer III´s que conformaban el pelotón ligero. A finales de Abril y principios de Mayo las nuevas tripulaciones fueron puestas a punto con las rutinas organizadas por Wittmann y su buen amigo el SS-Unterstürmführer Helmut Wendorff quien como Wittmann también había peleado con distinción en la artillería de asalto en los Balcanes y la Campaña de Rusia antes de ser asignado a la compañía de Tigres. Mientras enfatizaron las tácticas, el entrenamiento para nada fue tonto; Wittmann en particular dio una excelente impresión a los nuevos reclutas.

UA finales de mayo la 4° compañía fue renombrada como la 13° Compañía Pesada, Regimiento Panzer SS Leibstandarte Adolf Hitler, el mando siguió siendo ostentado por el SS-Haupsturführer Kling. El prefijo “13” fue pintado en las torretas de los recién camuflados vehículos y como comandante del tercer pelotón, el Tigre de Wittmann fue designado el No. 1331. 13 por la compañía, 3 por el pelotón y 1 por la posición del comandante de pelotón.

Mientras el conflicto avanzaba, también la calidad de los soldados comenzaba a disminuir, con poco ó ningún tiempo para entrenar a los reemplazos. Y aunque los veteranos fueran de la más alta calidad, la esencia del conflicto siempre significaba que éstos fueran los primeros en ser lanzados al asador. Michael Wittmann fué uno de ésos “apaga fuegos” que fueron transferidos de una sección del frente a otro para combatir a la amenaza roja.



Volver al listado de artículos

1er Congreso de Historia MilitarGunther Prien en los museosSistema de Apartado
Síguenos en nuestras redes sociales
Inicio Desde la trinchera el abc de la WWII Exclusivos de GPM